Asociatividad, redes y clusters en la construcción colectiva del desarrollo: El caso de los laboratorios de ciudad, las activaciones de espacios de trabajo interdisciplinar e intersectorial (Cowork Spaces), y las alianzas estratégicas público – privadas con la sociedad civil, la academia y los colectivos de ciudadanías activas

Asociatividad, redes y clusters en la construcción colectiva del desarrollo: El caso de los laboratorios de ciudad, las activaciones de espacios de trabajo interdisciplinar e intersectorial (Cowork Spaces), y las alianzas estratégicas público – privadas con la sociedad civil, la academia, los emprendimientos dinámicos innovadores y los colectivos de ciudadanías activas

Desde algunas visiones estratégicas del desarrollo, en CORPORACIÓN FRACTALAB, merece relieve estratégico la necesidad básica de la asociatividad como supradimensión categorial cuyos elementos fundamentales se reflejan, en el mundo local/global contemporáneo, en la emergencia relacional de configuraciones organizacionales abiertas, caracterizadas por niveles de mejoramiento continuo en la calidad y la excelencia de factores autónomos e interdependientes en entornos favorables a la simbiosis, con rasgos resilientes inmersos en el ADN de cada organización: El desarrollo de capacidades entre enfoques diferenciales, en ambientes de flexibilidad y de interacción sustentable / sostenible entre ecosistemas sociales, culturales, naturales, tecnológicos, de emprendimiento e innovación, como sistemas complejos adaptativos, se constituyen en improntas hacia la generación multilateral de capital social, sinergético, humano, simbólico, cultural, físico, natural, económico-financiero (Economías alternativas, posibles, multi-propósito, endógenas, virtuosas, colaborativas, entre modelos gana/gana, etc.), con orientación hacia la cohabitabilidad sinérgica de modelos de construcción societal.

En este contexto de premisas implicadas, los LABORATORIOS DE CIUDAD -EN FRACTALAB- proyectan sus rutas críticas entre prospectivas de escenarios de desarrollo basados en nodos de convergencia entre agendas programáticas inter-organizacionales de todos los sectores, con transversalidad cultural concebida como supradimensión de consensos entre construcciones colectivas de sentidos, en función de la sustentabilidad de modelos locales de desarrollo, el diálogo entre saberes, y la sostenibilidad de megatendencias globales con enfoques de armonización local en aras de sinergias entre visiones tradicionales de comunidades territoriales y cosmovisiones contemporáneas y de avanzada tecnocientífica.

Precisamente, los LABORATORIOS FRACTALAB EN INNOVACIÓN SOCIAL se re-alimentan de la disruptividad inmanente en procesos alternativos y emergentes de interacción social y cultural y de cocreación de valores compartidos; así, derivan como impronta estratégica del desarrollo: La imbricación de modelos supra-partidistas garantes de la pluralidad de imaginarios de sociedad, la cocreación de plataformas distribuidas del tipo LABORATORIOS VIVIENTES PPPP (People / Public / Private – Partnerships, por sus siglas en algunos lenguajes anglosajones), y las apuestas por pedagogías de ciudad basadas en bucles de conocimiento vía alianzas estratégicas entre sistemas educativos tradicionales (Escuelas, colegios, universidades, institutos técnicos, etc.), instituciones gubernamentales del Estado, fondos mixtos de gestión, promoción e inversión estratégica de capitales de riesgo para el emprendimiento y la innovación, sector privado (Empresas Millenial y gremios tradicionales), Sociedad Civil Organizada u Organizaciones No Gubernamentales -ONG´s, emprendimientos con potencial dinámico innovador (De base social, cultural, ambiental, tecnológica), colectivos, grupos de interés compuestos por ciudadanías activas, y demás stakeholders.

Las apuestas estratégicas de capital social, humano, cultural, y las inyecciones de recursos de capital económico /  financiero, en procesos socioconstructivos con espacios alternativos de activación y con dispositivos relacionales de construcción de conocimiento, en diálogo productivo con los sectores público / privados, con concurrencia de agentes de cambio alimentados de un mínimo suficiente de músculo financiero, especialmente, quienes interlocuten en torno a la toma de decisiones, con equipotencialidad basada en stocks de recursos (Entre economías de escala), como pares de negociación (Gremios de la Sociedad Civil comunicándose de tú-a-tú con sectores económicos y políticos tradicionales), emergen en función de nuestros sistemas democráticos en post-conflicto.

En esta convergencia de sentidos, el fortalecimiento de capacidades endógenas / exógenas (Locales / Globales) para el desarrollo alternativo, complementado por dispositivos relacionales de re-ingeniería social y tecnológica (Laboratorios de Ciudad), resulta clave en el codiseño y coliderazgo de productos y servicios basados en innovaciones sociotecnológicas cuyas líneas de acción aceleren ó activen procesos de catálisis entre colectividades, organizaciones basadas en redes de ciudades inteligentes, y emprendimientos emergentes de ciudadanos en potencial clave de sinergias distribuidas gracias al trabajo en equipo entre valores compartidos y a la planeación estratégica de agendas con rutas efectivas generadas desde ejercicios vivenciales -en aula viva-, mediante la producción social de lugares de encuentro alternativos a los tradicionales, en espacios emergentes de activación (P.e., espacios fragmentados de ciudad), en armonía con la academia, los nodos de ciencia, tecnología e innovación, como sistemas dinámicos adaptativos, los sectores económicos público – privados con apertura al cambio, la empresa millenial, los emprendedores contemporáneos, las colectividades de diversidad biológica, social, territorial y cultural, y las ciudadanías activas en general.

Nota del generador del presente contenido: Las visiones aquí condensadas reflejan el pensamiento de quien compone su escrito, representándose a sí mismo y no necesariamente convirtiéndose en portavoz de una colectividad, ni siquiera aún, de ser el caso, de sus cofundadores y adherentes asociados a la Corporación Fractalab.

Anuncios

Es uno de los proyectos al que las empresas tecnológicas más creativas y que mejor compiten por el talento han dedicado más tiempo, esfuerzo y dinero: cómo trabajaren qué tipo de edificio y con qué interacciones.

Apple, Google o Facebook, entre otras, coinciden en el veredicto: libertad para la creatividad y trabajo individuales; fomento de lacolisión de ideas interdisciplinares, diseñando espacios con lugares para facilitar el encuentro fortuito; y autonomía de cada uno de los niveles de una organización en relación con el escalafón inmediatamente superior.

Emulando la energía de los barrios más creativos

Las oficinas horizontales, oxigenadas y diáfanas con que sueñan las empresas más competitivas dan la razón a Christopher AlexanderJane JacobsFrank Lloyd Wright y otros estudiosos de la arquitectura y el urbanismo: el secreto consiste en la mejora e iteración constantes, en el estudio de los flujos -de personas, de la naturaleza– y en combatir jerarquías.

Otros grupos y organizaciones emulan, a una escala inferior, este esquema de trabajo interdisciplinar basado en la iteración y mejora constantes, más atento a los resultados que a mantener las jerarquías tradicionales.

Es en los barrios más vibrantes -todavía baratos, pero en proceso de mejora o gentrificación– de las ciudades cosmopolitas que, por su calidad de vida y magnetismo, atraen y retienen talento, donde surgen nuevos espacios de cocreación.

Del “coworking” al “cocreating”: colisión multidisciplinar de ideas

Compartir oficina ya no se limita a estar en un mismo edificio que otros y pagar según el uso del espacio y servicios. El cotrabajo (“coworking“) evoluciona así hacia la cocreación, o aprovechamiento de espacio y servicios comunes, pero también uso del talento aportado por los compañeros de espacio.

Iniciativas como The Hub se sirven de estas nuevas tendencias de creación colaborativa para crear espacios físicos y flexibles donde sus miembros aportan ideas y se exponen a las de otros. The Hub se autodefine laboratorio de innovación, incubadora negocios, centro de apoyo en el extranjero para emprendedores, y espacio de cotrabajo.

[+ info]: http://www.faircompanies.com/news/view/cotrabajo-y-cocreacion-nuevos-espacios-colision-ideas/

Cotrabajo y cocreación: nuevos espacios de colisión de ideas – news – *faircompanies.